Al Filo del Mañana, ensayo y error

Al Filo del Mañana, ensayo y error

Hoy vengo a hablar de una película cuya premisa, a priori, no parece excesivamente original. Y es que la repetición de un mismo día hasta la consecución de un objetivo es un tema que ya se trató en la magnífica comedia ‘Atrapado en el Tiempo’, del fallecido Harold Ramis. Sin embargo, el irregular Doug Liman nos trae esta misma premisa en forma de película de ciencia ficción, y el resultado es ‘Al Filo del Mañana’.

En un futuro no muy lejano, invade la Tierra una raza de extraterrestres invencibles. Al Comandante William Cage, un oficial que nunca ha entrado en combate, le encargan una misión casi suicida y resulta muerto. Entra entonces en un bucle temporal, en el que se ve obligado a luchar y morir una y otra vez. Pero las múltiples batallas que libra lo hacen cada vez más hábil y eficaz en su lucha contra los alienígenas. Su compañera de combate es Rita Vrataski, una guerrera de las Fuerzas Especiales.

Dos etapas dividen ‘Al Filo del Mañana’ en dos películas casi opuestas. Y es que el ritmo endiabladamente divertido que se respira en el inicio y desarrollo de la historia, se convierte en aturullamiento e inconexión conforme se va acercando su absurdo clímax. De esta forma, la película pasa de ser un entretenimiento mayúsculo cuya mayor baza es no tomarse del todo en serio a sí misma, a ser un entretenimiento pensado para apagar el cerebro y engullir palomitas. Así, hasta las propias interpretaciones, magníficas por parte de unos entregados a la causa Tom Cruise y Emily Blunt, se van diluyendo durante el metraje, perdiéndose así con la propia trama.

Como digo, casi parece que toda la película se ve abocada a lo que su trama impone, por lo que tanto la banda sonora de Christophe Beck como la fotografía de Dion Beebe resultan igual de irregulares que el conjunto del que forman parte.

En definitiva, ‘Al Filo del Mañana’ comienza y se desarrolla como la estimable ‘El Caso Bourne’, pero Liman vuelve a caer en el efectismo barato y su final nos recuerda más a la infumable ‘Jumper’, por elegir dos títulos de su irregular filmografía. 

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.